Compruebe si su vehiculo se ve afectado por el fraude Volkswagen

Por todos es sabido a estas alturas del fraude Volkswagen en la instalación de un software en sus vehículos, con objeto de reducir en el momento preciso la emisión de gases NA2, mientras que en la conducción diaria en mucho más elevada, trucando con un claro objeto de trampear las emisiones de 11 millones de vehículo.

Tras una investigaciones sobre contaminación llevada a cabo en la Universidad de Virginia se comprobó la existencia de enormes diferencias entre emisiones de óxido nitroso de hasta 35 veces más en determinados vehículo de la marca Volkswagen.

Con esta acción, Grupo Volkswagen se pudo lucrar al alcanzar unas ventas que en otras condiciones no hubiesen obtenido, llegando a ofertar en sus campañas publicitarias la eficiencia tecnológica, haciendo de ésta un referente en el mundo del motor, y cuyas campañas publicitarias llegaron a recibir numerosos premios.

Volkswagen, Audi, Seat, Skoda y Volkswagen vehículos comerciales

La clara e intencionada modificación de las características técnicas en la ficha de los vehículos afectados, puede definir la situación como auténtico engaño, que supondrá para sus propietarios cuantiosos perjuicios.

No puede olvidarse, igualmente, que los hechos descritos pueden constituir un incumplimiento del contrato de compraventa por parte de Volkswagen hacia el cliente, que además de vulnerar el derecho a la información correcta del producto y de los intereses económicos y sociales del consumidor, inducen a error o confusión a este mismo, con objeto de alcanzar la venta del vehículo.

En resumen, y según todo lo dicho, podría pedirse daños y perjuicios por diferentes motivos:

Incumplimiento de contrato
Posible pérdida de potencia
Hipotético aumento de consumo
Mayor devaluación del importe del vehículo
Mayores impuestos o tasas

Volkswagen ha reconocido el hecho, y ya ha anunciado su intención de modificar el software en cuestión, pero una vez que se le cambie el programa, tal vez reciba menos potencia, que se traduciría en más consumo, lo que supondría que a usted le han vendido un vehículo diferente al que compraba o al que pretendía adquirir.

Un vehículo menos eficiente ecológicamente podría costar entorno a los 5.000 a 7.000 euros menos, que los afectados ya pagaron de más en el momento de la compra y ese perjuicio económico también se le trasladará al propietario actual cuando quiera vender el vehículo como de segunda mano, pues no puede olvidarse que existirán en el mercado nada menos que 11 millones de vehículos con el mismo problema.

¿Qué ofrecemos?

SOCYAM Abogados, y ante las numerosas consultas al respecto, ha creado un departamento de expertos formado por abogados e ingenieros que darán respuesta a su caso.

Si es propietario de un vehículo diésel de la marca Volkswagen, Seat, Audi o Skoda (del grupo Volkswagen en general) del año 2008 o posterior, póngase en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto, haciendo constar los 17 dígitos del número de bastidor, y le informaremos de si es usted uno de los afectados.